Cómo respondemos ante el COVID-19 | Ver más aquí

Consejos:

  • Dora el pan: Esa capa dorada sobre el pan es un detonador del apetito ya que mejora su apariencia y le proporciona un sabor irresistible. Para tostar el pan basta con usar una brocha para untarlo con leche, mientras este se está horneando.
     
  • Suaviza el olor del pescado: Puedes reducir ese intenso aroma del pescado frito si lo pasas por una mezcla de leche con agua antes de llevarlo a la sartén. El aroma será más suave y la carne habrá ganado un sabor especial. El pescado rebozado también queda más crujiente si se introduce en leche antes de enharinarlo o empanarlo.
     
  • Haz más jugosas las albóndigas: Este uno de los trucos de cocina con leche más importante. Para conseguir que las albóndigas queden sustancialmente más jugosas, no hay nada mejor que usar migas con leche. Solo haz bolitas de pan blanco y remójalas 5 minutos en leche. Luego escúrrelas e intégralas como un ingrediente más a la carne molida.
     
  • Renueva el queso: La leche es la sustancia a partir de la cual se elabora el queso y es la que le ayuda a recuperar parte de su textura y apariencia, haciéndolo quedar más apetitoso, en caso de que se hubiese resecado. Para ello, basta sólo con remojarlo por unos minutos en un poco de leche tibia.
     
  • Desala preparaciones: Este es uno de los trucos de cocina con leche más populares y tradicionales. Es una verdad indiscutible que la leche tiene la facultad de suavizar el sabor de la sal en guisos, sopas, cremas y pescados ahumados. Si la comida queda salada, simplemente necesitas agregar 1/2 taza de leche fría y revolver los alimentos. Así habrás salvado tu plato.

Disfruta muchos más tips


Compartir:
.